El hombre que envenenó el oleoducto (Jeremías 22: 24-30)

¿Por qué deberían las palabras del Señor hablar sobre el penúltimo rey en Judá hacer que jadee rápidamente? Sugerencia: su maldad justificaba una maldición divina que envenenó una tubería genealógica; y, si no se entiende correctamente, ese hecho realmente podría causar consternación para aquellos que intentan celebrar la encarnación. A medida que sigas leyendo, verás por qué las palabras de Dios concernientes a él podrían causarnos gran preocupación. Primero, sin embargo, creemos un contexto…

Leer más

Cuando la entrega te salva la vida (Jeremías 21: 1-10)

El capítulo de hoy destella un poco, aproximadamente 20 años, hacia la última parte del último reinado del rey de Judá antes del saqueo babilónico de Jerusalén. Ese tipo de cambio de horario ocurre a veces en el libro de Jeremías, dado el hecho de que no está organizado según una cronología estricta. El capítulo comienza al informarnos que Dios le dio a Jeremías una respuesta a la pregunta del Rey Zedekiah (vs.1-2) – un hecho que fue en sí mismo misericordioso. Sedequías envió dos mensajeros a Jeremías con el pedido de que preguntara a Jehová en su nombre (vs.2a). ¿La ocasión? Para usar las palabras de los mensajeros, “Nabucodonosor rey de Babilonia hace guerra contra nosotros” (vs.2b). ¿La esperanza? “Tal vez el Señor nos tratará de acuerdo con todas sus maravillosas obras, para que el rey pueda alejarse de nosotros” (vs.2c).

Leer más

Acciones y rayas (Jeremías 20:1-6)

Lo que encontramos en nuestro pasaje hoy es el preludio de lo que podría haber sido el valle emocional más bajo por el que el profeta Jeremías alguna vez haya caminado. Después de que Jeremiah había roto el bac-buc (¿recuerdas eso?), Es decir, el matraz que simboliza el juicio venidero, la palabra de su despliegue creativo de la próxima invasión aparentemente había dado la vuelta y el establecimiento religioso no estaba exactamente listo para recomendarlo. De hecho, un hombre, Pashur, hijo de Immer, el sacerdote que también era gobernador en jefe en la casa de Jehová, escuchó que Jeremías profetizó estas cosas (vs.1) y resolvió hacer algo al respecto. Aunque el mensaje de Jeremías era cierto, Pashur no pudo soportar escucharlo. ¿Quién creía que era Jeremías? ¿Qué pasaría con la moral del pueblo si los incesantes gritos de juicio no se detuvieran? Estos fueron algunos de los pensamientos que pasaron por la cabeza dura de Pashur.

Leer más

El sacrificio que Dios no quiere (Jeremías 19:1-5)

En el capítulo anterior vimos la libertad de Dios demostrada por lo que Jeremías vio y escuchó en la casa del alfarero. Dios podría tomar una nación anteriormente designada para la bendición y juzgarla si se convirtiera en maldad, y Dios podría bendecir a una nación anteriormente nombrada para el juicio y bendecirla si se apartaba de su maldad. Tristemente, Judá no se volvió a Dios en arrepentimiento. La arcilla se había asentado. Las oportunidades para el indulto fueron rechazadas. La disposición de la gente fue arreglada. Y como resultado, Dios iba a utilizar la cerámica una vez más para hacer su punto. Entonces, el SEÑOR le dijo a Jeremías (vs.1a):

Leer más

Pecadores en las Manos de un Potter enojado (Jeremías 18:1-6, ver 7-12)

Es una imagen con connotaciones bíblicas familiares. Una que demuestra fuertemente el dominio que Dios tiene sobre Sus criaturas y sobre todas las circunstancias. Y Jeremiah iba a hacer una pequeña excursión para verlo. La palabra que vino a Jeremías del SEÑOR (v.1) dijo: “Levántate y desciende a la casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras” (vs.2).

La casa del alfarero era más que una simple casa propiedad de un alfarero; era un lugar donde se fabricaba y fabricaba la cerámica. Y aparentemente esa simple designación era lo suficientemente familiar para Jeremías como para saber dónde Dios quería que fuera, para poder ver lo que Dios quería que él viera y escuchar lo que Dios quería que escuchara (vs.2b).

Leer más

Página 1 de 30

© 2017, Life in Christ Ministries INC. | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS